feature-top

El fotógrafo Sebastião Ribeiro Salgado y su esposa Lélia Deluiz Wanick han reforestado completamente una zona de Brasil en la tratando de contruir una selva tropical en una área que encontraron devastada. Esta pareja llegó a este lugar como parte de un proceso de recuperación para Sebastião , quien se encontraba devastado al regresar de un proyecto que le marcó la vida, en el que cubrió las devastaciones del genocidio en Ruanda. Como parte de su recuperación emocional, decidió emprender un viaje junto a su esposa para alejarse de todos los recuerdos. Es así que llega a esta zona para darse cuenta que la tierra estaba aún más enferma que él, pues el bosque había desaparecido y sólo se encontraba el 0.5% de vegetación.

“La tierra estaba tan enferma como yo, todo había quedado destruido”, recuerda Sebastião.

Hoy, el bosque que estaba al borde de la extinción al igual que la vida silvestre que habitaba el lugar, se ha transformado y se encuentra como su estado original. La pareja sembró aproximadamente dos millones de árboles en toda la área facilitando la reforestación y el retorno de vida silvestre.

Comentarios