domingo . 15 de septiembre . 2019
feature-top

Noelia, es el nombre de la primer maestra con Síndrome de Down en convertirse en titular en el país de Argentina. Está decisión no tuvo la aceptación plena a inicios de ser presentada; sin embargo, tras una exhaustiva evaluación, padres y docentes decidieron que la profesora estaba habilitada para trabajar como titular en una escuela de educación preescolar municipal en Córdoba.

"Esto me encanta. Desde que soy chica siempre soñé con ser maestra porque me gustan los niños", comenta Noelia. En 2012, ejerció el cargo de encargada del programa de estimulación temprana a la lectura en el preescolar Capullitos. Cuando se propuso darle junto a otra maestra, la responsabilidad de la sala de primer año en el Jardín Maternal Jeromito. Sin embargo algunos de los colegas y padres no consideraron que ella estuviera capacitada, por lo que se le dio el cargo de maestra de asignaturas especiales, como los talleres de lectura temprana. "Con el tiempo, esa gente (que se resistía) acompañó la iniciativa de sumar a Noe (Noelia) como docente", cuenta Senestrari, supervisora de preescolares municipales.

Noelia se ha enfrentado a episodios parecidos desde su egreso como maestra preescolar en el 2007. Recuerda un caso que vivió con sus padres cuando una directora de un jardín le dijo a sus padres: "Aquí, señores, monstruos no, síndromes de Down, no". Ahora, ella recuerda con alegría esa situación "Esa maestra para mí es como el cuento que les leo a los chicos: un monstruo triste, que no entiende nada y se equivoca. En cambio, yo soy el monstruo feliz".

Comentarios